Tanta Cosa

Information

This article was written on 20 may 2015, and is filled under Textos.

Elogio al plagio – Nueva publicación

Por fin salió el libro tan esperado: neonceptualismos; en el que tuve el placer de contribuir con un texto: Elogio al Plagio.neoconceptualismo

El libro fue editado por Meller, Almonte y Cussen

Aquí un extracto:

La copia demoníaca y su lugar posmoderno

 

Más allá de considerar desde un punto de vista ontológico la creación como un ejercicio de traspasos y flujos, transferencia y antropofagia, hay una larga y sombría historia que acompaña al relato de la mistificación de los artistas como creadores. Se trata de la historia de las falsificaciones, máscaras, fraudes y suplantaciones. La posmodernidad se caracterizó porque estos dos relatos: el de la autoría como fruto divino y de la copia como su reverso diabólico se encontraran inevitablemente en el museo, en la calle, la publicidad o en la red. El proyecto moderno basado en el individuo, como entidad ontológica, se diluía a la velocidad con que a diario se descargan, se suben y se mezclan en la red millones de tera-bytes de información que contienen imágenes, sonidos y textos; poemas, películas, novelas, textos científicos, canciones, videos de gatitos. Sus partes se mezclan y se transmutan en otras cosas que a su vez serán fragmentadas y devoradas nuevamente, y así incesantemente. Por supuesto, esto ha generado pánico para los guardianes de la bahía intelectual, y entre quienes defienden un régimen de consumo cultural donde acorde a una idea capitalista de los bienes, debería preservarse el estricto carácter autoral de las obras.

Pero el mercado es como Madona, sabe reinventarse. En el campo artístico más convencional, ese que se circunscribe a las galerías de arte, museos de arte contemporáneo y bienales los ejemplos de apropiación abundan. La última exposición de Thomas Ruff en el museo SMAK de Gantes en 2014, en Bruselas consistía en fotografías que el artista realizó a partir de negativos fotográficos del espacio sideral, capturadas por sofisticados telescopios de observatorios astronómicos ubicados en el norte de Chile. Las millones de estrellas que se aprecian en las fotografías de gran formato que exhibía en el museo son similares a su serie de desnudos producidos en 2003, que consistían en fotografías procedentes de páginas pornográficas capturadas en la web y manipuladas con photoshop. Estos ejercicios de apropiación que el artista en 2011 convirtió en piezas únicas hoy están cotizados en casi 400.000 euros. Esto demuestra cómo no siempre la práctica de la apropiación tendría que conducir necesariamente a la democratización de la cultura o a su devaluación económica en el mercado del arte, así que tranquilos.

En el plano académico, el plagio, la copia, la apropiación encontrarán su lugar, indemne de la culpa católica capitalista y patriarcal, en el pegajoso territorio epistémico inaugurado por la posmodernidad como sistema de análisis, y como dictamen estético, pero siempre y cuando venga ungido por los apellidos franceses correspondientes (Barthes, Lyotard, Derrida, Deleuze). Será recomendable entonces, en cada ejercicio de apropiación, collage, montaje o plagio, mostrar las credenciales posmodernas correspondientes: obtener el visado citando a los detentores de la autoridad intelectual de turno; dominar su idioma, esa nueva jerga que custodia para la élite ilustrada de casi siempre su ejercicio de poder, negociando con el mercado en un muñequeo a veces real, pero que no pocas veces deviene manoseo interesado, no exento de goce (porque para qué nos vamos a poner tan graves).

Los comentarios están cerrados.